Salte la navegación

Tenía la intención de escribir algo muy diferente de lo que aquí voy a dejar. Y digo bien : “dejar”, que no escribir, porque no es mío … Entonces, tampoco es propio decir dejar, porque es, en realidad, prestado.

Tenía la intención, decía, pero a veces basta un soplo de brisa que se cuela ladrón, por una ventana mal cerrada, para que el corazón se quede a oscuras .

Mientras buscaba las cerillas he encontrado este poema . La inauguración de la nueva categoría la dejo para mañana o pasado …

La solución no está en la socorrida
excusa
de la evasión
hacia paisajes extranjeros
o a ínsulas más o menos extrañas.
No. La cuestión
es estarse pendiente de los signos,
de las muy breves notas que se escapan
y que van resbalándose
como lluvia lenta.
El secreto —sin ser secreto—:
la búsqueda y la espera.

Pablo Moreno

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: