Salte la navegación

Daily Archives: marzo 20th, 2007

No sé por qué he escrito ese título . Lo he leído por ahí y lo he puesto . Simplemente me apetecía , aunque no siginfique nada dentro de este blog, dentro de este post.

Palabras muertas, como todas . A lo sumo palabras fantasmas que provocan alucinaciones, a veces tan intensas que parecen reales, pero no son más que mentiras .

El beso en la frente de un desconocido. Unos labios rozando los dedos de los pies. Una mirada al revés. Un suave antebrazo que te sostiene. Unas manos que desgranan un diccionario de tactos . Cuatro palabras montadas en una voz . Vida . Felicidad licuada en una gota que se escapa viajera por mis pómulos .

Yo escribo palabras para expresarme , pero son también palabras muertas . No pretendo sustituir nada, menos aún la vida con ellas .

Mientras yo escribía palabras un buitre esperaba el último estertor del cuerpo esquelético de una niñita doblegada por el hambre y los ojos angustiados de un niño iraquí piden una vida digna y miran la libertad a través de la alambrada de un campo de refugiados .

Mientras yo escribo palabras hay quien ama . Mientras escribo palabras muertas no puedo amar, ni vivir.

Me toca el corazón cada vez que la escucho.

Snow Patrol

Chasing Cars Lyrics

We’ll do it all
Everything
On our own

We don’t need
Anything
Or anyone

If I lay here
If I just lay here
Would you lie with me and just forget the world

I don’t quite know
How to say
How I feel

Those three words
are said too much
they’re not enough
If I lay here
If I just lay here
Would you lie with me and just forget the world?

Forget what we’re told
Before we get too old
Show me a garden that’s bursting into life

Let’s waste time
Chasing cars
[ Lyrics found on http://www.metrolyrics.com ]

Around our heads

I need your grace
To remind me
To find my own

If I lay here
If I just lay here
Would you lie with me and just forget the world?

Forget what we’re told
Before we get too old
Show me a garden that’s bursting into life

All that I am
All that I ever was
Is here in your perfect eyes
They’re all I can see

I don’t know where
Confused about how as well
Just know that these things
Will never change for us at all

If I lay here
If I just lay here
Would you lie with me and just forget the world?

Todos los niños comienzan su proceso de aprendizaje de la lectura reconociendo en primer lugar las vocales . En mi caso no fue así . La primera letra que yo aprendí a reconocer fue la S . Aún así, ello no está relacionado con el nombre de mi blog, más producto de la casualidad , de la prisa y de la asociación de ideas que de la voluntad y la búsqueda propiamente dichas . Tampoco comencé en la clase, si no en el patio, a la hora del recreo . Ni me enseñó ” la señorita “, si no una niña de mi edad .

Por problemas de salud, precisamente con la vista , yo comencé a ir a la escuela más tarde que el resto de los niños . No hice el parvulario, al contrario que mis hermanos, y empecé el cole con los seis años cumplidos, ya avanzado el primer curso de la EGB .

Era gueña . Desde que tenía un par de años comenzó a notárseme un estrabismo en la mirada que no se corregía con los parches alternados de uno a otro ojo . Afortundamente a mi madre, contra la que tanto descargo en otros aspectos, no se le escapaba ni una . Se dio cuenta enseguida y a pesar de que las vecinas decían que eran manías me llevó al oculista ( antes se llamaba así, en lugar de oftalmólogo ) así que el problema se pudo controlar de forma temprana. A los tres años me tuvieron que poner gafas, aquellas tan feas que se llevaban por los sesenta y largos . Sólo había un modelo . Tengo grabada una imagen de forma indeleble en mi corazón y mi cerebro : la primera vez que entre en casa con las gafitas puestas mi padre estaba esperándome en cuclillas, en el umbral de la puerta con los brazos abiertos, a la espera de que corriera a ellos, con una enorme sonrisa en la boca y esa mirada de trozo de pan que le caracteriza.

A los pocos meses me tuvieron que operar de ambos ojos . Y ya estaba previsto que a los seis años debían operarme otra vez y hasta que eso no sucediera yo no podía ir a la escuela ni forzar la vista , pero valió apena .

Por eso, la primera vez que fui al cole , aparte de pasarme la mañana llorando , que aunque tenía seis años yo también tenía que pasar ese trámite, me di cuenta de que yo era la única de entre todos mis compañeros que no sabía a leer . Aquella niña del patio tenía un cuento en las manos cuya lectura quería compartir conmigo .

– ¿ No sabes leer ? – me dijo
– No
– Pues yo te enseño : mira, esta es la “S” .

Después de la S vinieron otras consonantes: la P, la M … no recuerdo más . La primera vocal fue la O . Evidentemente no aprendí a leer de forma tan expeditiva. Aprendí en clase , o mejor, saltando de clase en clase a medida que iba avanzando , de forma bastane rápida por cierto, hasta llegar en pocas semanas a la que por edad me correspondía . Finalmente acabé aburriéndome en el aula . Hay que ver, con lo tonta que me he hecho después. Pero ese es otro cantar . Lo cierto es que intuí enseguida la importancia de leer para ser como los demás niños, en aquel entorno nuevo para mí, así que aquella primera serpentinilla sin significado alguno , se quedó grabada a fuego en mi mente .

Y tras años de aburrimiento, sola en casa mientras mis hemanos estaban en el colegio, se abrió para mí un mundo apasionante, cuya puerta mágica era la lectura.

Enseguida empecé a pedir cuentos : Marta, Enriqueta, El espejo de la ira , Pinocho … Y luego, libros coleccionables para niños . Los primeros, con siete años, las historias de Judith en el Zoo, que me provocaban carcajadas incontrolables que contagiaban a toda la familia, aunque no tenían ni puñetera idea de qué me reía .

Y hasta hoy, a lo largo de temporadas más o menos fértiles, con el reconocimiento de haber perdido en los últimos años buena parte de mi capacidad de concentración , con la certeza de no haber aprovechado como debía – desde un punto de vista intelectual – mi pasión, pero con el mismo amor por eso que aún sigue siendo para mi, un refugio : leer.