Skip navigation

Monthly Archives: agosto 2007

incendio_siervo.jpg
Es igual que sea en Grecia . Es igual de terrible . La capacidad de algunos – demasiados – seres humanos para la destrucción supera la de cualquier otro ser vivo .

El infierno son los otros … o somos todos ante nuestra incapacidad para impedirlo . El infierno está ahora en Grecia, representado por miembros destacados , cuya mente – porque estoy segura que de corazón carecen – valdría la pena analizar para saber qué mecanismos conducen a semejante capacidad para el mal , a la ausencia total de escrúpulos y al desprecio a la vida, a todo tipo de vida: vegetal , animal , humana con el único objetivo de rendir pleitesía al DIOS DINERO .

Hacen tanto daño y a pesar de todo … ¡ qué ignorantes ! Muerden la mano que les da la vida , la de la madre Naturaleza.

Cuando vi en las fotos por TV esos círculos siniestros protagonizados por figuras diabólicas que alimentaban focos de fuego, solo pude pensar en la frase del filósofo .

¿ Qué sentirán cuando se vean ? ¿ Sentirán algo ? ¡ Qué tristeza, qué asco !

Cuando faltaban pocos días para nuestro viaje a la India no estaba convencida de que fuera el tipo de viaje que precisaba en esos momentos . Los meses previos a la partida habían sido los más crueles que recuerdo en años desde un punto de vista laboral e indefectiblemente desde un punto de vista personal . Porque en el proyecto en el que estaba inmersa había puesto mucho de mi persona .

El cansancio físico y emocional me hacían desear unas vacaciones algo más tranquilas. No había tenido tiempo siquiera de acabar de mentalizarme, de prepararme para el viaje . Supongo que todos los que viajan de vez en cuando, comparten conmigo que en muchas ocasiones los mejores momentos de los viajes coinciden con la ilusión de los preparativos y ya de de vuelta el hecho de rememorar con amigos, familia o con los compañeros de “fatigas” los momentos más inolvidables , que a toro pasado, acostumbran a ser la mayoría .

La cuestión es que sentía que me iba a la India un poco a salto de mata . Cierto es que se trataba de un viaje organizado , que fui a una reunión, que todo era más o menos fácil, alguna compra imprescindible , precauciones , trámites etc. , pero no me había HECHO A LA “INDEA” . No había soñado parajes , itinerarios , situaciones, sabores … Afortunadamente sí que había leído varios de los libros que, precisamente nuestro guía Rajib , nos recomendó en una bibliografía, y tenía informaciones de primera mano , así que no iba completamente a ciegas . Y, además, el obejtivo de este viaje era algo diferente .

Lo que encontré nada más pisar territorio indio superó todas mis expectativas. La India me asaltó sin previo aviso , porque nada de lo que te expliquen te dará una idea real de lo que te vas a encontrar.

Quién piense en la India como un viaje de placer que abandone toda idea de ir. No digo que no sea posible . Abundan maravillosos palacios de los maharajas reconvertidos en hoteles, donde puedes comer con cubiertos de plata , recrearte en baños de mármol, recorrer interminables jardines y ser atendido por el servicio es el más exquisito y refinado que puedas imaginar . Según nos explicaron puedes hacer unas jornadas de yoga para principiantes o iniciados, para luego acabar pasando unos días en el Spa más lujoso del mundo , Ananda . Pero a no ser que abandones todos estos lugares exquisitos en helicóptero privado y con una venda en los ojos no podrás ignorar lo que encuentras nada más salir de tu oasis. Y además, te irás sin tener ni puñetera idea de lo que es en realidad la India , la inmensa mayoría de ese país .

En la India no es posible , como procuran en otros destinos turísticos, ignorar la realidad, tan apabullante llega a ser . He visto pobreza en Méjico, en Guatemala, en Egipto, en algunas zonas del norte de Tailandia , pero nunca en la medida que he visto en la que paradójicamente se convertirá en breve en la tercera potencia económica mundial . Nada se esconde . Ni crueldad, ni suciedad, ni caos , ni olor , ni ruidos , ni la más completa y amplia variedad de miseria que te hayas podido imaginar . Tampoco la belleza, que surge, a pesar de todo , como un milagro, tal y como dicen los indios , como la flor de loto nace de la porquería .

La vista no tiene descanso . Imposible aburrirse con las mil y una escenas de lo más variopinto e insospechado que te puedas imaginar. Casi todo es demasiado para nuestra sensibilidad occidental. Y una vez aquí todo resulta demasiado aburrido .

Lo que te explican no son mitos : los millones de vacas campan por los lugares más insospechados ,- en las ciudades algunas se han hecho adictas al humo – acompañadas de búfalas , bueyes , borricos, monos, cerdos , perros , camellos y otros bichos . Ni siquiera hace falta salir de Delhi, para comprobarlo. El sistema de castas sigue PROFUNDAMENTE arraigado como uno de los lastres más difícilmente salvables para erradicar la inmensa pobreza. Miles de hombres duermen sobre su única posesión y medio de vida , los rickshaw bike . Y son afortunados porque tienen algo . Otros duermen en las aceras . A lo sumo algunos tienen espacio para hacerse una chabola de palos y plásticos de color azul . Niños de cinco o seis años piden con bebés recién nacidos en brazos . Los matrimonios siguen siendo en su gran mayoría concertados y las parejas no se conocen hasta el día de la boda. Las mujeres, las maravillosas mujeres indias, valen lo que su dote . Bollywood es el opio del pueblo . Con las inacabables películas de tres horas olvidan sus problemas . Y con su impresionante sentimiento religioso, que paradójicamente los fomenta , los soportan. Pero cuando uno asiste impresionado a una ceremonia hindú que se celebra desde hace miles de años a orillas del Ganges comprendes que esa profunda religiosidad es la única esperanza, el único patrimonio de muchos .

El Gobierno toma medidas para paliar pobreza, analfabetismo, desigualdades . Si son ciertas las que nos explican, drásticas en algunos casos , pero en un país de capitalismo salvaje , en el que sólo paga impuestos el tres por ciento de la población con una administración que goza del título de ser la más sobornada del mundo , se convierten en una gota de agua dentro del mar.

En la India hay cientos de millones de personas que no tienen ABSOLUTAMENTE NADA.
Sin embargo, todo ello no puede eclipsar la India la de las mil y una sonrisas de los niños, la belleza de sus mujeres con su increíble pelo negro adornado de jazmines, la de los colores inigualables de los saris sobre los campos verdes , la del amanecer en el Ganges , la India de las especias, la India festiva, de personalidad compleja , contradictoria .

Visitamos Delhi , Varanasi , Agra y Jaipur, es decir, el Rajasthan, según el itinerario más habitual en la India del Norte . Sólo que en lugar de continuar hacia el Nepal , destino que suele estar incluido en este tipo de viaje, volamos hacia Bangalore , a la ciudad más moderna de la India, la primera en producción de software , en el rico estado de Karnataka y de allí fuimos al estado inmediatamente contiguo y paradójicamente ( como no podía ser de otra forma ) más pobres y secos de la India : Andhra Pradesh, sí, el estado en cuya capital , Hyderabad, murieron anteayer más de cuarenta personas como consecuencia de una cadena de atentados y como consecuencia de una situación de política exterior e interior mucho más grave de lo que nos podamos imaginar . Pero de eso ya hablaremos .

He visto no sé si una de las siete maravillas, pero al fin y al cabo maravilla del Taj Majhal , el Fuerte Rojo, el Fuerte Amber, la ciudad abandonada de Fatehpur, templos varios, palacios y palacetes , el Ganges … Pero es la India de Andrha Pradesh , la de Anantapur , la de la Fundación Vicente Ferrer, la de sus aldeas, sus caminos sus campos y SUS GENTES la que me llevo en el corazón . Porque ha sido allí donde nos han tratado – sin merecerlo – como no hemos sido tratados jamás , ni probablemente volverán a hacerlo . Porque nos han dado más de los que tenían , porque una sonrisa , una mano, un saludo o una foto lo eran todo , porque me he dado cuenta de lo MUCHO que supone para ellos las migajas que te sobran . Porque por esas migajas , que juntas hacen mucho, me han ofrecido el MÁS PROFUNDO DE LOS AGRADECIMIENTOS .

Porque los milagros existen, aunque cueste más de cincuenta años conseguirlos. Existen porque se forjan a base de migajas, de las pequeñas cosas que , como dice rochonf, se pueden ir haciendo .

Existen porque afortunadamente aún hay personas, como Vicente Ferrer a quien nada ni nadie aparta de sus profundas creencias , sueños y proyectos , cuya máxima meta es ayudar a los más desfavorecidos , hacerlos más fuertes y hacer de la “ sociedad humanidad ” . Cuando uno no “conoce” si no simplemente “ve” la India no puede dejar de preguntarse de dónde ha sacado este hombre su inmensa fortaleza. Él nos explico el truco . Pero no es tan fácil … insisto en que hay que ser especial .

El día que salimos de Anantapur, Vicente Ferrer nos dijo : “ No me olvidéis” . ¿ Acaso es eso posible ?

Acabo estas pinceladas, genéricas pero para mí imprescindibles . Me siento impresionada por lo que he vivido . Es cierto que la India no te deja indiferente y por eso volveré a contar más cosas . Mañana vuelvo al trabajo y esta vez se me hará especialmente duro , porque me resulta tremendamente absurda la pérdida de tiempo y energías por cosas y personas que, en muchos casos, no valen ni la mitad de la sonrisa de un niño indio , de cualquier niño del mundo al que se le ofrezca siquiera una gota de esperanza.