Skip navigation

Monthly Archives: noviembre 2007

No soy supersticiosa . Nada . Nunca lo he sido . Me da lo mismo pasar por debajo de una escalera , a no ser que vea un peligro evidente de que me caiga algo . Prefiero que se me caiga la sal en la mesa a verter tomate frito, por ejemplo, que mancha mucho más . Me fastidia que se rompa un espejo simplemtente porque ya no me veo bien en él . No tengo más manía con los colores que la derivada de la estética y el gusto personal . Y prefiero no dejar el bolso en el suelo por la mera razón de que se ensucia y no está seguro .

Conozco personas con formación y gran nivel cultural que sí lo son , personas curiosamente racionales en su forma de vivir y actuar , que no pueden evitar ser supersticiosas . Y reconozco haber comprobado en algunas de ellas que sus pequeñas supersticiones les funcionan . ¿ Casualidad ?

Soy hasta tal punto tan poco supersitiosa que hasta llego a retar este tipo de manías , que es como yo las denomino . Por ejemplo , si hay que elegir colores de artículos personales para distinguir su pertenencia a alguien, como cepillos de dientes, tazas de café , etc. yo siempre escojo el color amarillo a sabiendas de que nadie lo quiere .

Sin embargo reconozco que hoy me estoy planteando ser un poco más supersticiosa de lo que acostumbro . Por lo menos procurar no tentar al diablo , por aquello de que a lo mejor existe . Elegí el color amarillo para un artículo que me identifica en mi lugar de trabajo . Y … me va absurdamente mal allí . Hoy , martes y trece he abordado dos cuestiones importantes para mi que exigían una resolución . No he escogido a propósito esta fecha , simplemente he creído que tocaba hacerlo . El resultado no ha podido ser peor . Espero que cuando menos sea reversible . Y , como guinda, me acaban de comunicar un marrón, en relación a algo que comencé ayer …

¿ Casualidad ? Por si acaso para otra vez , en martes y trece procuraré quedarme más quietecita. Y el amarillo se lo pondrá perico el de los palotes. Para mí ya no lo quiero

Anuncios

pero ahora mismo tengo una perrilla sentada a mi lado . Digo sentada porque así es como está: en el mismo sillón que yo, pegada a mí , sobre sus cuartos traseros . Las patas delanteras levantadas y ligeramente dobladas, a su caída, y la cabeza apoyada sobre mi costado . Creo que a ella también le encanta Pessoa :))

Hay quien tiene grillos nocturnos que le dan cháchara y compañía . Yo tengo una perrilla del color de la noche, con las patitas finas , finas y saltarinas , como las de un grillo , que da calor y hace ruiditos . Nadie me mira con ojos tan enamorados . A ella no le da vergüenza querer ni necesita disimular que quiere …

de poeta exquisito . Para disfrutar en soledad, como la de ahora ..

SI YO PUDIERA MORDER LA TIERRA TODA

Si yo pudiera morder la tierra toda
y sentirle el sabor seria más feliz porun momento…
Pero no siempre quiero ser feliz
es necesario ser de vez en cuando infeliz para poder ser natural…
No todo es dias de sol
y la lluvia cuando falta mucho, se pide.
Por eso tomo la infelicidad con la felicidad.
Naturalmente como quien no se extraña
con que existan montañas y planicies y que haya rocas y hierbas…
Lo que es necesario es ser natural y calmado en la felicidad o en la infelicidad.
Sentir como quien mira Pensar como quien anda,
y cuando se ha de morir,
Recordar que el dia muere y que el poniente
es bello y es bella la noche que queda.
Así es y así sea.

Fernando Pessoa

( Lisboa aún es más bella porque tiene su rastro )