Salte la navegación

pero ahora mismo tengo una perrilla sentada a mi lado . Digo sentada porque así es como está: en el mismo sillón que yo, pegada a mí , sobre sus cuartos traseros . Las patas delanteras levantadas y ligeramente dobladas, a su caída, y la cabeza apoyada sobre mi costado . Creo que a ella también le encanta Pessoa :))

Hay quien tiene grillos nocturnos que le dan cháchara y compañía . Yo tengo una perrilla del color de la noche, con las patitas finas , finas y saltarinas , como las de un grillo , que da calor y hace ruiditos . Nadie me mira con ojos tan enamorados . A ella no le da vergüenza querer ni necesita disimular que quiere …

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: